Tres papas GM reciben aprobación comercial en Estados Unidos

Tres papas GM reciben aprobación comercial en Estados Unidos
Tres papas GM reciben aprobación comercial en Estados Unidos

El mes de febrero, las agencias estadounidenses Food and Drug Administration (FDA) junto a la Environmental Protection Agency (EPA), dieron aprobación a la compañía JR Simplot Co. para la producción de papas genéticamente modificadas (GM). Las entidades gubernamentales informaron que las tres papas GM reciben aprobación comercial en Estados Unidos, para sembrarlas en primavera y salgan al comercio en otoño.

Los entes estatales confirmaron en su comunicación que estas papas, modificadas genéticamente para resistir el patógeno que causó la gran hambruna irlandesa, son seguras para el medio ambiente ambiente y para el consumo humano. Antes de solicitar la aprobación de las agencias gubernamentales, las tres nuevas variedades, Russet Burbank, Ranger Russet y Atlantic, recibieron la aprobación previa del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. “Las papas tienen el mismo sabor, textura y contenido nutricional que su contraparte convencional” dijo Doug Cole, portavoz oficial de la compañía.

Por su parte, la compañía explicó que estas variedades tienen solo genes de papas; y, que la resistencia al tizón tardío que se le añadió viene de una variedad de papa argentina que produce naturalmente una sustancia para que sirve para su defensa.

El tizón tardío es un patógeno que se propaga en condiciones húmedas, como las que llevaron a la gran hambruna irlandesa en la década de 1940, donde la papa era un cultivo básico que se pudría en los campos. Los registros muestran que aproximadamente un millón de personas murieron de hambre y sufrieron de enfermedades, sin contar el número de irlandeses que dejaron el país por esta problemática. (Lea: El sorgo biotecnológico que podría hacer frente a la ceguera)

Hoy en día la papa es considerado el cuarto cultivo más importante después del maíz, arroz y trigo, lo que ha posicionado al tizón tardío como un problema importante para los productores de este tubérculo.

La compañía dijo que estas papas reducen la generación de magulladuras y manchas negras, se mantienen en mejores condiciones cuando están almacenadas y una menor producción de una sustancia química, potencialmente cancerígena, que producen las papas cuando se cocinan a altas temperaturas. Las papas convencionales pueden tomar un color oscuro cuando se cocinan después de que fueron almacenadas en neveras durante mucho tiempo, un problema que las nuevas variedades reducen, según la compañía.

Simplot también dijo que el almacenamiento en frío probablemente tendrá consecuencias significativas para la industria de papa, al reducir los costos de transporte por carretera. “Hay un intento cada vez mayor por parte de las compañías de biotecnología a distanciarse del rechazo que tienen los consumidores a los OGM, afirmando que los nuevos tipos de ingeniería genética, en realidad no son de ingeniería genética“, afirmó la compañía en un comunicado. (Lea: ¿Por qué las personas no aceptan la biotecnología si no la conocen?)

Las aprobaciones federales más recientes se aplican a la segunda generación de papas de Simplot. La primera generación no incluye protección contra el tizón tardío o mejoramiento para su almacenamiento en neveras. Además, la compañía dijo que están trabajando en una tercera generación que tendrá protección a las cepas adicionales del tizón tardío.

 

Información de ABC News

Te puede interesar: