Cultivos GM

Cuando hablamos de cultivos genéticamente modificados, debemos comenzar por aclarar que todas las plantas que hoy se cultivan en el mundo han sido modificadas por el hombre utilizando diferentes mecanismos que les permiten seleccionar características en función de sus necesidades.

Inicialmente, el mejoramiento de los cultivos fue realizado en forma intuitiva y basado en la experiencia que dejaba cada cosecha. Mediante la siembra y selección de semillas, el hombre amplió el número de especies cultivadas y adaptadas a las condiciones locales, a los usos y costumbres de cada zona. Con el tiempo, el avance y desarrollo del conocimiento humano permitieron perfeccionar la agricultura.

Actualmente, la ciencia moderna ofrece nuevos métodos para obtener mejores variedades en menor tiempo y con mayores beneficios a corto y largo plazo. Una de estas herramientas es la biotecnología moderna.

El mejoramiento de plantas se convirtió así en un proceso orientado y sin la intervención del azar. De este modo, la agricultura y el mejoramiento de cultivos se trasformaron en actividades basadas en el conocimiento científico.

Las plantas genéticamente modificadas (GM) comenzaron a desarrollarse a comienzos de los años ochenta, como producto de la aplicación de la biotecnología moderna.

Se conocen como plantas GM a aquellas cuya información genética (genoma) ha sido modificada mediante ingeniería genética, ya sea para introducir uno o varios genes nuevos o para modificar la función de un gen propio.

Como resultado de esta modificación, las plantas GM muestran una nueva característica, por ejemplo, resistir a una plaga o producir más proteínas o vitaminas.

El desarrollo de plantas GM es posible como resultado de los avances científicos logrados en los últimos 50 años, especialmente desde el descubrimiento de la molécula del ADN como material de herencia.


"La primera planta GM se desarrolló en China. Era una planta de tabaco resistente a ciertos virus y se empezó a cultivar en 1.992. Dos años más tarde, se comercializó en Estados Unidos una especia de tomate caracterizado por su capacidad de madurar más lentamente"


Obtención


Todos los organismos vivos están constituidos por ADN, que a su vez se encuentran organizado en genes, los cuales controlan todos los aspectos de la vida de los organismos, incluyendo forma, desarrollo, reproducción y la información necesaria para que una característica se exprese.

Las plantas modificadas genéticamente son organismos a los cuales se les ha insertado un gen en forma estable que les otorga una característica deseada. Es así como, por ejemplo, los cultivos Bt (gen procedente de Bacillus Thuriniensis) son aquellos que tienen la característica de ser resistentes a algunos insectos.

La modificación de las plantas nace a partir de una necesidad identificada, por ejemplo mitigar los problemas como las malezas y las plagas que atacan a los cultivos.

Es una herramienta que está al alcance del agricultor la cual le permite proteger sus cosechas, ahorrar en costos y ser más amigable con el ambiente.

El proceso de desarrollo de un organismo genéticamente modificado se hace el los siguientes pasos:


Identificación y aislamiento

En esta etapa se identifica el problema o necesidad y se determina la característica (por ejemplo: proteína deseada) para la solución del mismo. Luego de que se ubica el gen de interés se aísla del organismo para multiplicarlo y adaptarlo a la necesidad o problema.

Transformación

Es el proceso de inserción del gen de interés en el genoma de la planta a transformar. Para introducir el nuevo gen en el genoma de una célula vegetal se utilizan fundamentalmente dos métodos:

El más común utiliza una bacteria del suelo, Agrobacterium, que en condiciones naturales, es capaz de transformar material genético al interior de las células vegetales.

Otro método alternativo es la biolística que consiste en pequeños de balines de oro o tugsteno que llevan adherida a su superficie el material genético de interés, son disparados a gran velocidad penetrando en el núcleo celular.

Selección

Consiste en la detección de las células que han sido exitosamente transformadas.

Una vez el material vegetal ha sido transformado, es necesario seleccionar las células modificadas mediante su cultivo en medios que favorecen su desarrollo.

Regeneración

Se refiere a la obtención de una planta completa a partir de esa célula vegetal transformada.

Una vez seleccionadas las células que presentan el gen de interés se regenera la planta entera. Este proceso se realiza en el laboratorio al cultivar los fragmentos de tejido vegetal transformados en medios de cultivo especiales que favorecen la regeneración de nuevas plantas.

Ensayos de bioseguridad

Después de obtener la variedad GM se realizan durante varios años ensayos de campo e invernadero en múltiples sitios para comprobar los efectos del gen insertado y el desempeño general de la planta.

Esta fase incluye también la evaluación de los efectos ambientales y la inocuidad alimentaria.


¡Nunca antes en la historia del mejoramiento genético vegetal un producto fue más estudiado y evaluado que las plantas modificadas genéticamente!