Nueva forma de escribir el ADN podría impulsar la biología sintética y el almacenamiento de datos

Nueva forma de escribir el ADN podría impulsar la biología sintética y el almacenamiento de datos
Nueva forma de escribir el ADN podría impulsar la biología sintética y el almacenamiento de datos

Nueva forma de escribir el ADN podría impulsar la biología sintética y el almacenamiento de datos

Hoy los científicos pueden leer la secuencia de ADN más rápido que nunca antes. Pero su capacidad para escribir ADN no ha seguido el mismo ritmo. Aquellos que desean ADN hecho a medida para propósitos como la biología sintética se conforman con cadenas cortas, sintetizadas en un proceso químico lento y costoso.

Sin embargo, esto parece que podría cambiar. Así lo publicó la revista Science. Investigadores de una empresa francesa de biotecnología anunciaron, la semana pasada, en una reunión de biología sintética en San Francisco, California, que al usar parientes cercanos de las enzimas de escritura de ADN en seres vivos, pueden construir cadenas de ADN de hasta 150 “letras” o bases de nucleótidos. Eso se debe a un registro de 50 nucleótidos hace unos meses, y casi a la par con el enfoque químico estándar.

“Este es un hito importante”, dice George Church, genetista de la Escuela de Medicina de Harvard en Boston, que no participó en el trabajo y está trabajando para desarrollar técnicas similares. El resultado lleva a la síntesis enzimática de ADN “en una curva que parece crecer exponencialmente”. Si lo hace, dicen Church y otros, los investigadores que quieran crear nuevos genomas o usar el ADN para archivar grandes cantidades de información pronto tendrán fragmentos largos de ADN más rápido y más barato.

Aunque la síntesis química tradicional de ADN se ha miniaturizado y automatizado, la técnica subyacente, conocida como química de la fosforamidita, prácticamente no ha cambiado desde que se desarrolló a principios de los años ochenta. Esto implica agregar bases de nucleótidos de una en una, cada una cubierta con un grupo protector que evita que reaccione para extender la hebra hasta que los científicos retiren la tapa y agreguen la siguiente base.

El enfoque no es perfecto. Con cada letra agregada, hay un 0.5% de probabilidad de error. Cuanto más larga sea la cadena, mayor será la posibilidad de que contenga un error, lo que limitará efectivamente las cadenas de ADN a unas 300 bases de longitud. Como resultado, los investigadores que esperan escribir genes que contienen miles de letras deben unir laboriosamente los fragmentos. La síntesis enzimática promete hacerlo mejor al reemplazar las polimerasas, las enzimas que los seres vivos utilizan para unir los nucleótidos en secuencias largas, prácticamente sin errores.

Si esta información te parece interesante y quieres profundizar, te invitamos a leer el artículo original

Te puede interesar: