Maíz GM es más rentable y seguro que el convencional

Maíz GM es más rentable y seguro que el convencional
Maíz GM es más rentable y seguro que el convencional

Maíz GM es más rentable y seguro que el convencional 

Al examinar datos de múltiples estudios realizados durante 20 años, un grupo de científicos italianos concluyó que la ingeniería genética aplicada a los cultivos ha aumentado los rendimientos y reducido los niveles de micotoxinas en el grano de maíz, uno de los productos más importantes del mundo.

El meta-análisis proporcionó pruebas contundentes de que el maíz Genéticamente Modificado (GM) contiene niveles más bajos de micotoxinas de origen natural, que son peligrosas y potencialmente cancerígenas tanto en las personas como en los animales. La presencia de micotoxinas en el maíz resistente a insectos se redujo alrededor de un tercio, debido a que existe menos ataques de esta plaga y por ende menor infestación de hongos.

A pesar de que todavía existen dudas y algunas prohibiciones por parte de algunos gobiernos sobre el maíz GM o transgénico, este meta-análisis proporciona una poderosa evidencia científica de que este cultivo GM es en promedio sustancialmente más seguro y más productivo que las alternativas no transgénicas.

Sin embargo, señalan los científicos en su artículo que “a pesar de la amplia adopción del cultivo de maíz genéticamente modificado y un número considerable de informes científicos, las preocupaciones sobre su seguridad han llevado a 38 países del mundo, incluidos 19 en Europa, a prohibir oficialmente este cultivo. Aunque permitiendo la importación de alimentos y derivados de plantas GM “.

El documento que fue publicado en la prestigiosa revista Scientific Reportses un análisis de datos de cultivos de maíz en múltiples países y durante períodos largos de tiempo. Los estudios fueron dirigidos por Laura Ercoli, profesora asociada del Instituto de Ciencias de la Vida, de la Universidad Superior de Sant’Anna en Pisa, Italia.

Para el estudio los científicos redujeron de 6 mil documentos iniciales a solo 77 que cumplían los estrictos criterios de rigor científico. Uno de los filtros que utilizaron fue que las observaciones de maíz GM deben haber estado en el campo (en lugar de un invernadero o laboratorio) y comparadas con la verdadera isolina (idéntica sin la característica de la modificación genética), en lugar de una variedad de maíz diferente.

Los autores también analizaron los rendimientos y si el maíz GM afectó a organismos no objetivo de la tecnología. Sus resultados “proporcionaron una fuerte evidencia de que el maíz GM se comportó mejor que su línea casi isogénica”, con rendimientos de grano de 5,6 a 24.5 por ciento más altos, según el documento.

El efecto fue mayor en los híbridos de “cuádruple apilamiento” (maíz con cuatro características diferentes combinadas) que mostraron un aumento del 25 por ciento en el rendimiento en comparación con el maíz no GM. Además, no se observaron impactos significativos en organismos no objetivo y beneficiosos, como arañas, crisopas, escarabajos de tierra y mariquitas.

En 2015, se cultivaron 53,6 millones de hectáreas de maíz transgénico a escala mundial, lo que representa alrededor de un tercio de la producción mundial de las 185 millones de hectáreas de cultivos genéticamente modificados. El cultivador más grande fue Estados Unidos, seguido de Brasil, Argentina y Canadá, como los mayores adoptantes de estos cultivos. También se cultivan menores cantidades en España, Sudáfrica y Filipinas y algunos países de latinoamérica.

Los científicos no investigaron el tema del uso de pesticidas, señalando que esto se ha abordado en trabajos anteriores. Un meta-análisis de cultivos transgénicos de 2014 escrito por Wilhelm Klumper y Matin Qaim descubrió que el uso de pesticidas químicos era un 37 por ciento menor, gracias a la adopción de la tecnología de GM.

Contexto colombiano

A 2017 en Colombia se sembraron 86.030 hectáreas de maíz genéticamente modificado (GM). Meta sigue siendo el departamento líder en el cultivo de maíz transgénico, con  22.342 hectáreas. Tolima, el segundo en la lista, pasó de cultivar 18.327 hectáreas en 2016 a 20.313 en 2017. En este contexto, los expertos aseguran que el maíz continuará siendo el principal cultivo que generará la mayor parte de los beneficios económicos del país.

Según el estudio Céleres, los agricultores de maíz GM consiguieron un rendimiento de 33 por ciento mayor que los cultivos convencionales.

Autoría exclusiva de allianceforscience.cornell.edu 

Fuente: nature.com

Traducido y adaptado por: Agro-Bio Región Andina.