El primer arroz GM de China obtiene aprobación estadounidense

El primer arroz GM de China obtiene aprobación estadounidense
El primer arroz GM de China obtiene aprobación estadounidense

El primer arroz GM de China obtiene aprobación estadounidense

El arroz genéticamente modificado (GM) desarrollado por un grupo de científicos chinos ha obtenido la aprobación de las autoridades de alimentos (Food and Drug Administration, FDA) y ambientales (Environmental Protection Agency, EPA) de los Estados Unidos.

El pasado 11 de enero en una carta abierta publicada por la FDA en su sitio web oficial, señala que el arroz Huahui No.1 se describe como un producto que cumple con los requisitos legales y reglamentarios. Además puntualiza que los alimentos para humanos y animales derivados de este arroz genéticamente modificado no son materialmente diferentes en composición, seguridad y otros parámetros relevantes de los alimentos derivados del arroz que actualmente se encuentra en el mercado. Concluyen asegurando que este arroz GM no sugiere problemas que requieran una revisión o aprobación previa al mercado por parte de la FDA.

Esto demuestra que la FDA reconoce los datos y el método experimental utilizado por los científicos chinos para evaluar la seguridad y el valor nutricional de Huahui No.1 y que esta autoridad tiene confianza en la seguridad de este alimento genéticamente modificado como alimento y forraje.

El arroz Huahui No.1 se desarrolló con éxito por científicos de la Universidad Agrícola Huazhong (HAU) de China en 1998, y recibió un certificado de bioseguridad del Ministerio de Agricultura de China en 2009. Su característica principal es que esta genéticamente diseñado para resistir las plagas de insectos lepidópteros. Este arroz contiene una copia de la secuencia de ADN sintético con dos genes: Cry1Ab y Cry1Ac. Estos genes codifican para las respectivas proteínas Bt que son letales para Lepidoptera, haciendo que la planta sea resistente a este grupo de insectos.

Sin embargo la entrada en el Mercado del arroz GM en Estados Unidos todavía esta lejos debido a que las autoridades chinas restringieron la siembra de campos experimentales.

Por su parte, China trabaja en un plan de tres pasos para industrializar gradualmente los cultivos transgénicos, primero en cultivos no comestibles, luego en vegetales y frutas y por último, en alimentos básicos como arroz y trigo.

Tomado de en.people.cn

Artículo relacionado: