Hemos estado modificando plantas por millones de años

Hemos estado modificando plantas por millones de años
Hemos estado modificando plantas por millones de años

La ingeniería genética en plantas suele ser un tema muy común en noticias y temas de conversación. Aunque es algo común entre científicos, expertos en nutrición y académicos, muchas personas lo consideran como un tema relativamente nuevo. Sin embargo, la modificación genética se ha dado naturalmente desde el principio de los tiempos y nosotros hemos estado modificando plantas por millones de años.

Muchas de las plantas que conocemos hoy en día son diferentes a como eran en su ambiente nativo (antes de que el hombre empezara a tener influencia en ellas), y no las seguiríamos sembrando si no se hubieran mejorado para cumplir con la producción y calidad que necesitamos hoy en día.

Cuando los agricultores identificaron cuáles árboles pecán eran superiores y producían mejores nueces: mayor tamaño, conchas más delgadas y mayor porcentaje de grano, se injertaron en plántulas y árboles más viejos, los cuales tenían mejores características. El cruzamiento entre variedades superiores produjo una mayor cantidad de árboles productores que producían nueces de mejor calidad. Este proceso se ha utilizado con la mayoría de cultivos, como vegetales, frutas y nueces, entre otros. La selección de las plantas y la hibridación para mejorar los rendimientos o el desempeño de las plantas, ha sido la herramienta de la agricultura para alimentar a millones de personas que sufren de hambre.

Si los fitomejoradores desarrollan plantas que son superiores a sus padres, que no representan ningún impacto adverso en el medio ambiente, significa que estamos avanzando

La mayoría de productos que consumimos hoy en día han sido obtenidos por algún método de fitomejoramiento, sea tradicional o biotecnología moderna, debido a los desafíos que enfrenta la agricultura para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional, como el aumento de la población, el cambio climático y la necesidad de conservar el medio ambiente. Por esto es que el ser humano ha venido mejorando las plantas, para obtener más y mejores alimentos para la población, buscando alcanzar una agricultura basada en la sostenibilidad.

Cada vez que vemos nuevas variedades de frutas y hortalizas, sabemos que detrás hay un esfuerzo científico para mejorar el rendimiento de la planta, aumentar la calidad, brindarles tolerancia a plagas y reducir los insumos que necesitan los agricultores.

Decir que las plantas desarrolladas a partir de hibridación o cruces manuales representan algún riesgo para la salud o no son saludables, es una declaración que no está basada en la ciencia. Filosofías personales de no usar los recursos de la madre naturaleza ocasionalmente interpretan la ciencia como algo malo, pero no hay nada más equivocado.

Entonces, la modificación genética no es nueva y no es sólo un tema de los organismos genéticamente modificados (transgénicos), los cuales inundan todas las discusiones sobre este tema. Sin embargo, algunas personas afirman que 20 años de seguridad y éxitos no son suficientes para asegurar sus beneficios. Nuestros hijos y nietos tendrán la oportunidad de responder a muchas preguntas sobre plantas genéticamente modificadas. Sólo la verdadera ciencia y los años darán una respuesta definitiva.

 

Columna de John Begnaud, agente para la horticultura (retirado) del Tom Green County Extension para el The Standard Times