La evolución del maíz, el trigo, el arroz y las papas

La evolución del maíz, el trigo, el arroz y las papas
La evolución del maíz, el trigo, el arroz y las papas

Sin fitomejoramiento, tendríamos muy poco para comer y, lo que tendríamos, no tendría buen sabor o sería nutritivo; la mayoría de cultivos que conocemos hoy en día, ni siquiera existirían en la naturaleza. La humanidad ha estado cosechando plantas por más de 50.000 años para mejorar el rendimiento, la calidad y el sabor de los alimentos; y, actualmente los agricultores siguen mejorando los cultivos con herramientas modernas como la biotecnología.

Modificación de maíz

el maíz hace unos 6.000 años, los agricultores mesoamericanos criados selectivamente (de maíz) a partir del teocintle, una hierba que se parece poco a la actual cosecha. Teosinte era sólo dos o tres pulgadas de largo con 12 núcleos duros frente a más de 500 núcleos blandos del maíz moderno. granos de teosinte podrían romper los dientes, por lo que los criadores de plantas más antiguas elegir variedades que producen granos más suaves para el cultivo. Desde el comienzo de la agronomía, los criadores de plantas han seleccionado variedades de cultivos para aumentar la producción y la calidad nutricional, resistencia a plagas y enfermedades, y una mejor apariencia y sabor.

Hace 6000 años, los agricultores mesoamericanos cosechaban maíz a partir del teocintle, una plata que se parece muy poco a la mazorca actual. El teocintle era una planta de apenas 2 ó 3 pulgadas de largo con 12 granos duros, frente a los más de 500 granos que vienen en una mazorca; además, los granos de esta planta eran tan duros que podían romper dientes y los agricultores debían escoger las variedades que produjeran granos más suaves. Este hecho demuestra que desde el comienzo de la agricultura, se han seleccionado variedades de cultivos para aumentar la producción y la calidad nutricional; resistencia a plagas y enfermedades; y una mejor apariencia y sabor.

Muchas de las primeras civilizaciones y sociedades pre-industriales fueron construidas en el maíz. En el año 2500 A.C., nuevas mejoras en los cultivos permitieron la formación de las principales civilizaciones precolombinas. Después del descubrimiento de América y el inicio del comercio con este continente, los europeos comenzaron a sembrar maíz para la producción local, el cual tenía granos de diferentes colores; luego, una variedad de granos totalmente amarilla fue desarrollada en Francia.

Variaciones de maíz amarillo ya se han desarrollado en todo el mundo, incluyendo variedades transgénicas que son resistentes a insectos, tolerantes a herbicidas y resistentes a la sequía, para mejorar la producción.

Hoy en día, se cultivan casi 60 millones de hectáreas de maíz transgénico, que representa el 30 por ciento de la cosecha total a nivel mundial. Los principales productores de maíz genéticamente modificado son Estados Unidos, Brasil, Argentina, Sudáfrica y Canadá.

Mejoramiento de trigo

La domesticación del trigo comenzó hace 10.000 años, a partir de escanda silvestre y espelta. Con el tiempo, los cruces entre estas plantas y varias hierbas resultaron en el trigo como lo conocemos hoy en día. Esto permitió que los seres humanos se asentaron y forman grandes comunidades.

El trigo se mantuvo prácticamente sin cambios hasta que el premio Nobel y agrónomo Norman Borlaug desarrolló variedades más duras y resistentes a las enfermedades, a mediados de los años cincuenta. Su trigo semi-enano desencadenó la “revolución verde” en todo el mundo, lo que demuestra que el mejoramiento de las plantas puede tener un gran impacto en la productividad de los cultivos y los rendimientos. Las variedades mejoradas de trigo de Borlaug ayudaron a salvar a más de mil millones de personas de morir de hambre.

Los científicos de plantas están trabajando actualmente en las variedades de trigo biotecnológico para mejorar la resistencia a las plagas, la sequía y adaptarse a otros ambientes de crecimiento indeseables.

Revolución de arroz

Los antepasados de arroz son originarios de la India, pero fueron domesticados por primera vez en China, los registros muestran que los arrozales fueron cultivados en el 4000 A.C. en condiciones de humedad en el valle del río Yangtze; en condiciones secas existían en muchos otros lugares. Hoy en día, ambos tipos se encuentran en todo el mundo – cada uno con sus ventajas de adaptación para ciertos climas.

El arroz no cambió mucho hasta que el Dr. Norman Borlaug y M. S. Swaminathan trajeron la revolución verde a Asia con variedades de alto rendimiento de arroz con tallos más cortos y más fuertes. Esta primera variedad se conoce como “lR8”. Este arroz creció más rápido debido a que su requisito de altura para producir el grano era más corto. También podría producir más arroz y se podía cosechar con máquinas.

Hoy en día, hay variedades de arroz resistentes a inundaciones y resistentes a la sequía, que se acreditan a la “segunda revolución verde” en Asia. Los científicos de plantas también han desarrollado arroz transgénico resistente a los herbicidas para controlar las malezas, el cual ha sido aprobado para su comercialización en América del Norte. Los científicos están trabajando también en las variedades de arroz transgénico resistente a los insectos, enfermedades y estreses abióticos como la sequía, la salinidad y el calor extremo.

El progreso de la patata

La papa fue domesticada por los nativos sudamericanos en las montañas de los Andes hace unos 7.000 – 10.000 años. Podía ser cultivada en casi cualquier clima, en un corto tiempo y ser almacenada durante largos períodos de tiempo.

Hay miles de variedades de papa a nivel mundial, pero sólo unas pocos se consumen. La preferencia por consumir una variedad u otra, ha sido en base a preferencias culturales. Por ejemplo, como las variedades ‘Russet Burbank’ y ‘Yukon Gold’ son buenas para cocinarlas como papas fritas, en Estados Unidos se siembra esta papa mucho más que la “papa azul”, “fingerling” o cualquier otra de las miles que podemos encontrar en Perú.

Los científicos de plantas han creado papas biotecnológicas que no se moretean o se oxidan, y producen menos compuestos no deseado, así como variedades con resistencia a insectos (aún no se ha comercializado). Los investigadores también están desarrollando características biotecnológicas para manchas negras reducidas, resistencia a enfermedades y una mayor capacidad de almacenamiento en frío.