Resistencia a herbicidas existía antes de los cultivos GM, aseguran científicos

Resistencia a herbicidas existía antes de los cultivos GM, aseguran científicos
Resistencia a herbicidas existía antes de los cultivos GM, aseguran científicos

Hoy en día, muchas personas piensan que la existencia de malezas con resistencia a herbicidas es un fenómeno que está relacionado con el uso excesivo de glifosato en cultivos genéticamente modificados (transgénicos); pero, de acuerdo con la Weed Science Society of America (WSSA), esto es una afirmación que no podría estar más alejada de la realidad. Este año se cumplen 20 años de la liberación comercial de los cultivos genéticamente modificados y el próximo año se cumplirán 60 de los primeros reportes de malezas tolerantes a herbicidas.

El primer reporte conocido sobre tolerancia a herbicidas se produjo en 1957 cuando se encontró que una maleza tropical (Commelina diffusa), la cual crecía en un campo de caña de azucar hawaiana, era resistente a un herbicida de auxina sistética; un biotipo de esta variedad fue capaz de soportar cinco veces la dosis que se usaba normalmente. Ese mismo año, la zanahoria silvestre (Daucus Carota) que crece en Ontario, Canadá, resultó ser resistente a algunos de los mismos herbicidas.

Desde entonces, 250 especies de malezas han desarrollado resistencia a 160 herbicidas diferentes, que abarcan 23 de los 26 mecanismos de herbicidas de acción conocidos; y, se encuentran en 86 cultivos de 66 países.

“Teniendo en cuenta toda la atención que le dan los de comunicación al glifosato, se podría pensar que tendría el mayor número de malezas resistentes”, segura David Shaw, Ph.D., un especialista en malezas de Mississippi State University. “Aunque en la actualidad hay 35 especies de malezas resistentes al inhibidor de la síntesis de aminoácidos glifosato, hay cuatro veces más especies de malezas resistentes a los inhibidores ALS y tres veces más resistentes a los inhibidores PS II”, añadió.

La investigación de la WSSA muestra que las malezas resistentes evolucionan cuando se utiliza un único enfoque para el manejo de malezas en repetidas ocasiones, excluyendo otros controles químicos y culturales. Utilizando un enfoque diverso e integrado para el manejo de malezas se puede evitar que esto suceda. Muchos productores han luchado con éxito contra la resistencia a herbicidas mediante la adopción de un rango más amplio de controles y manteniendo buenas prácticas agrícolas.

Conoce más información en la página del Weed Science Society of America