Los OGM tienen el potencial para aliviar la presión agrícola del planeta

Los OGM tienen el potencial para aliviar la presión agrícola del planeta
Los OGM tienen el potencial para aliviar la presión agrícola del planeta

Se espera que la población mundial aumente 2,3 mil millones de personas para el año 2050; y, para afrontar este crecimiento poblacional, se requiere que se produzca un 70% más de comida de la que podemos cultivar hoy en día. Los organismos genéticamente modificados (OGM) o transgénicos, tienen el potencial de aliviar la presión que tiene la agricultura para enfrentar los retos que provocará este aumento de población.

Los OGM son uno de los avances científicos mayormente malentendidos de los últimos tiempos. A pesar de que los seres humanos han estado alterando grandes partes del ADN de las plantas durante millones de años, a través de la cosecha selectiva, el hecho de que un científico haya insertado un solo gen ha comenzado a aterrorizar al público en general. (Lea: Estudio muestra la falta de conocimiento del consumidor sobre alimentos y OGM)

Generalmente, las plantas genéticamente modificadas se desarrollan para incrementar la eficiencia de cada cultivo, la reducción del uso de agua y el aumento de la producción. Además, los OGM también representan un beneficio ambiental al disminuir la aplicación de algunos pesticidas, ya que algunos cultivos son resistentes a insectos y tolerantes a herbicidas. (Lea: Transgénicos: una excelente herramienta para sobrevivir al cambio climático)

Un ejemplo son los cultivos Bt (viene de Bacillus thuringiensis, una bacteria resistente a los insectos que se produce naturalmente en nuestro suelo). En Estados Unidos, alrededor del 75% de los cultivos de maíz y algodón se siembra con estas semillas, reduciendo el uso de insecticidas a el 9%. Es indiscutible que los avances realizados por desarrollo de estas semillas será de vital importancia para prevenir la escasez de alimentos cuando se presenta un aumento significativo en la población.

A pesar de que la población en general tiene preocupaciones a nivel de seguridad y medioambientales cuando se trata de organismos genéticamente modificados, muchas de estas carecen de fundamento o prueba científica. Se han realizado varios estudios para medir la capacidad de invasión de las especies genéticamente modificadas, especialmente de maíz; y, no se ha encontrado que sean más invasivas que su contraparte convencional. Cuando se trata de su seguridad, la comunidad científica no ha encontrado ningún riesgo en el consumo de alimentos derivados de semillas genéticamente modificadas. (Lea: El consenso científico sobre los organismos genéticamente modificados)

Los organismos genéticamente modificados no son peligrosos. En cambio, representan grandes beneficios para la población creciente y, si consigue mayor aceptación pública, abrirá un excelente camino para acercarnos al futuro, no sólo a nivel social o político, sino también a nivel científico.

 

Información de The Crimson White