Beneficios económicos de los cultivos genéticamente modificados alcanzan casi USD100 mil millones

Esto según el más reciente estudio realizado PG Economics donde analizan los impactos económicos y ambientales de los cultivos GM de 1996 a 2011.

En el decimosexto año de adopción generalizada, la biotecnología agrícola ha proporcionado un nivel sin precedentes de beneficio para los agricultores, así como también ha brindado beneficios ambientales importantes, tanto para los agricultores y los ciudadanos en los países donde se utiliza la tecnología.

“Cuando a los agricultores se les ha dado la elección de sembrar cultivos genéticamente modificados generalmente los niveles de adopción han sido rápidos. ¿Por qué? Los beneficios económicos de los agricultores son claros y ascendieron a un promedio de más de $130 dólares/hectárea en 2011” asegura Graham Brookes, director de PG Economics, y coautor del informe. “La mayoría de estos beneficios continúan llegando cada vez más a los agricultores de los países en desarrollo, agrega.

Las principales conclusiones del estudio son:

  • El beneficio económico neto a nivel de finca en el año 2011 fue de $19 mil millones de dólares, equivalente a un incremento medio de los ingresos de $133 dólares/hectárea. Para el período de 16 años (1996-2011), la ganancia global de la renta agraria ha sido $98.2 mil millones de dólares.
  • La tecnología resistente a insectos (RI) que se utiliza en el algodón y el maíz ha ofrecido constantemente aumentos en el rendimiento derivados de la reducción de los daños por plagas. Las ganancias promedio de rendimiento durante el período 1996-2011 a través de todos los usuarios de esta tecnología ha sido de +10.1% para el maíz resistente a insectos y +15.8% para el algodón resistente a insectos.
  • Entre 1996 y 2011, la biotecnología agrícola fue responsable de 110 millones de toneladas de soya y 195 millones de toneladas de maíz adicionales. La tecnología también ha contribuido con un extra de 15,8 millones de toneladas de fibra de algodón y 6,6 millones de toneladas de canola.
  • Si la biotecnología agrícola no hubiese estado a disposición de los agricultores (16.7 millones) que utilizaron esta tecnología en 2011, el mantenimiento de los niveles globales de producción de ese año hubieran requerido siembras adicionales de 5.4 millones de has. de soya, 6.6 millones de has. de maíz, 3.3 millones de has. de algodón y 200 mil has. de canola.
  • Los cultivos biotecnológicos han reducido la aplicación de plaguicidas (1996-2011) en 474 millones de kg (-9%). Esto es igual a la cantidad total de ingrediente activo de plaguicidas aplicados a los cultivos en la UE (27) durante un año y tres cuartos. Como resultado se ha reducido el impacto ambiental asociado con uso de herbicidas y plaguicidas en la superficie sembrada con cultivos biotecnológicos en 18.1%.

Para conocer el documento original, puede visitar www.pgeconomics.co.uk 

Para conocer el comunicado de prensa de PG Economics acerca del estudio, traducido al español, haga clic aquí.

Traducido por: Agro-Bio
Foto: Tomada de internet

Share via
Copy link