China emite certificados de bioseguridad para el maíz transgénico nacional y los rasgos de soya

China emite certificados de bioseguridad para el maíz transgénico nacional y los rasgos de soya
China emite certificados de bioseguridad para el maíz transgénico nacional y los rasgos de soya

El Ministerio de Agricultura de China emitió certificados de bioseguridad para eventos de maíz y soya genéticamente modificados (GM) cultivados en el país, acercándose a la comercialización de la producción de granos genéticamente modificadas en el principal mercado mundial.

Los certificados, válidos desde el 2 de diciembre de 2019 hasta el 2 de diciembre de 2024, se otorgaron a un rasgo de maíz desarrollado por Beijing Dabeinong Technology Group Co Ltd y un producto de maíz de doble apilamiento desarrollado por Hangzhou Ruifeng Biotech Co Ltd y la Universidad de Zhejiang, según a una declaración publicada en el sitio web del Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales.

A la soya GM desarrollada por la Universidad Jiaotong de Shanghai también se le otorgó el certificado de bioseguridad, según el comunicado. El ministerio ya había anunciado a fines del mes pasado que planeaba emitir los certificados, a la espera de comentarios públicos.

La concesión de los certificados es uno de los últimos pasos necesarios antes de que los productos OGM puedan venderse a los agricultores para su siembra. China otorgó certificados de bioseguridad a sus primeras variedades de maíz GM y dos variedades de arroz nacionales en 2009, pero nunca les permitió llegar al mercado en parte debido a la oposición pública generalizada a la tecnología.

Sin embargo, Beijing había dicho que apuntaba a la comercialización de maíz y soya GM para 2020. Hace tiempo que permitió que los productos se importen para alimentar al ganado.

“Los rasgos de maíz recientemente aprobados, tanto resistentes a las plagas como a los herbicidas, podrían aumentar la productividad de los agricultores al disuadir a los insectos comunes en el país, incluido el gusano ejército de otoño recién llegado” afirmaron los expertos.

Pekín advirtió a fines del año pasado que se espera que la lombriz de otoño, detectada por primera vez en la provincia suroccidental china de Yunnan en enero de 2019, alcance más cosechas en áreas más amplias en 2020, incluida la región clave de cultivo de maíz en el noreste.

Autoría exclusiva de Reuters

Share via
Copy link