Cómo Cuba llegó a cultivar 3 mil hectáreas de maíz GM

Cuba le apuesta al desarrollo de cultivos genéticamente modificados como herramienta sostenible para el sector agrícola de la isla.

En el 2012 en un total de 17.3 millones de agricultores sembraron 170.3 millones de hectáreas de cultivos genéticamente modificados en 29 países, entre los cuales, Cuba ocupó el lugar número veinticuatro con 3 mil hectáreas de maíz GM.

La siembra de estas hectáreas de maíz genéticamente modificado (GM) es parte de un plan del gobierno para reducir los costos de producción. El trabajo con este tipo de cultivos en Cuba lleva más de tres décadas, pero fue sólo hasta el 2009 que se obtuvieron los permisos para empezar a reproducir la semilla de maíz. La soya aún está en etapa experimental y se avanza en la obtención de los permisos.

Merardo Pujol, experto en mejoramiento genético y transgénicos de la División de Plantas del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana, cuenta que el país es muy estricto en términos de regulación para el uso de transgénicos. Por eso, en el centro optaron por un camino conocido: “Adoptar lo que se ha hecho en el mundo por 15 años. Con esto, las agencias regulatorias se sienten más confiadas”.

A su juicio, pensar en una agricultura 100% libre de cultivos GM no es viable, en términos de precios: “La imagen que se quiere transmitir de que algo más natural está más cercano al ciudadano medio es falsa. Los productos orgánicos son mucho más caros que los elaborados con tecnologías avanzadas”.

El experto en mejoramiento genético llama a considerar en el debate lo que se pierde al no utilizar la tecnología. “Si te privas voluntariamente del uso de una tecnología, de una alternativa, de una fuente de empleo, al final terminas usando los productos que produce otra gente y le saca más partido”.

Tomado de: entornointeligente.com

Share via
Copy link