Científicos impulsan la producción de aceite vegetal en las hojas de las plantas

Científicos impulsan la producción de aceite vegetal en las hojas de las plantas
Científicos impulsan la producción de aceite vegetal en las hojas de las plantas

Científicos de la Universidad de Missouri, Estados Unidos, lograron desactivar una familia de genes que restringen la producción de aceite en las hojas de las plantas. Una oportunidad para aumentar la producción de aceite vegetal.

El aceite vegetal lo hemos utilizado como alimento y combustible desde hace miles de años, sin embargo, es más reconocido por sus innumerables beneficios para la salud humana, como por ejemplo, que ayuda a reducir los niveles de colesterol y a mantener sano el corazón.

Para producir este aceite se debe extraer de las frutas o semillas, dejando de lado el resto de la planta. En este contexto y viendo la alta demanda de este alimento, el profesor Jay Thelen, junto con su equipo de investigación de la Universidad de Missouri, encontraron como aprovechar las hojas de las plantas para extraer y producir más de aceite vegetal.

A través de la técnica edición genética, CRISPR-Cas-9, lograron desactivar tres pequeñas proteínas en Arabidopsis que restringen la producción de aceite en las hojas. Al estar liberada la planta logró producir mayores cantidades de triaciglicerol en sus hojas en lugar de en sus semillas.  El triaciglicerol es un componente principal  para la producción del aceite vegetal.

“Sabemos que las plantas sintetizan ácidos grasos cuando se les proporciona luz. Este estudio nos enseñó que hay tres proteínas que frenan este proceso en las hojas y que podemos desactivar sus genes afines mediante CRISPR. Eso libera a la planta para producir mayores cantidades de triacilglicerol en las hojas en lugar de solo en la semilla “, señaló Thelen.

Este desarrollo significa un avance para la industria del aceite vegetal, ya que gracias a esto se lograría aumentar su producción a un precio más competitivo en el mercado. Por otro lado, también ayudaría a que las plantas cumplieran una doble función, como por ejemplo, un sorgo con resistencia a la sequía que podría al mismo tiempo producir aceite vegetal.

Los resultados de este estudio se publican en la revista Nature Communications.

18 de enero del 2021

Añadir Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Share via
Copy link