Investigador sueco es el primero en probar comida CRISPR

Investigador sueco es el primero en probar comida CRISPR
Investigador sueco es el primero en probar comida CRISPR

El científico sueco Stefan Jansson, publicó el mes pasado un acontecimiento que considera puede ser histórico: el investigador cultivó y comió una planta cuyo genoma fue editado por CRISPR-Cas9.

Umeå University, donde Jansson estudia cómo los árboles saben que es otoño y cómo ciertas proteínas permiten que las plantas puedan conservar la luz, lanzó un comunicado de prensa el pasado 5 de septiembre sobre esta comida, un plato de pasta que incluía 300 gramos de repollo que el investigador cultivó a partir de semillas que habían sido genéticamente modificadas con CRISPR-Cas9; una revolucionaria tecnología que simplifica enormemente la edición de genes, y ha dado lugar a muchos debates sobre si los productos vegetales deben considerarse un organismo genéticamente modificado (OGM) y debe regularse.

Como informó Science Daily y otros medios de comunicación, Jansson disfrutó del almuerzo junto a Gustaf Klarin, conductor de un programa radial de jardinería sueca, quien lo transmitió a principio de esta semana (escucha el audio en sueco aquí). “Para nuestro deleite y, en cierta medida, para mi sorpresa, la comida resultó muy agradable”, escribió el investigador en su blog el 16 de agosto, el mismo día que se pudo haber hecho historia. “Los dos comimos con mucho gusto; incluso, Gustav pensó que el repollo era lo que tenía mejor sabor en el plato, y yo estaba de acuerdo”.

El laboratorio de Jansson no creó la semilla, pero le dijo a ScienceInsider que la recibió de un colega “de otro país”, quien quiere permanecer en el anonimato. Jansson también señaló que la Unión Europea aún tiene que determinar si la modificación de CRISPR-Cas9 debería ser clasificada como un OGM y, por tanto, se convertiría en ilegal para cultivar. Sin embargo, el investigador recibió aprobación del Swedish Board of Agriculture para cultivar una semilla similar (CRISPR-Cas9) que desarrolló su laboratorio, pues las autoridades determinaron que no podía considerarse como OGM, porque no contiene ADN de otro organismo.

Jansson informó a ScienceInsider que “como el repollo que comimos es, por definición, no OGM, no había necesidad de pedir algún permiso o informarle a alguien”. Además, escribió en su blog que él trató de averiguar si el consumo de una planta cuyo genoma haya sido editado con CRISPR era una primicia mundial, pero nadie pudo encontrar un precedente de este acontecimiento.

“En algunos países, no me sorprendería si las personas mantuvieran esto como un secreto (comer plantas editadas con CRISPR). Una cosa es clara: es la primera vez en la historia que esto se hace públicamente (y legal)”, escribió Jansson en su blog.

 

Con información de Science Magazine