Irlanda iniciará segunda fase de ensayos de campo con papa GM

En un área de dos acres se estudiarán las papas genéticamente modificadas (GM) resistentes al tizón tardío.

La Teagasc, autoridad de desarrollo de la agricultura y los alimentos en Irlanda, planea iniciar en dos semanas la segunda fase de su estudio sobre el impacto ambiental de las papas genéticamente modificadas (GM), las cuales son resistentes al tizón tardío.

El organismo agrícola inició los estudios el año pasado con la siembra de 48 plantas de papa GM y no GM, en el centro de investigación de Oakpark,  en Carlow.

En total se sembrarán 5.274 papas en un terreno de 2 acres. Una tercera parte serán papas genéticamente modificadas, un tercio serán de papas que no son GM y el tercio final será de papas orgánicas de la variedad Sarpo Mira.

El estudio hace parte del proyecto Amiga, el cual es financiado por la Unión Europea y cuenta con socios en 15 países de la UE, todos involucrados en la investigación para evaluar el impacto de las plantas genéticamente modificadas en ecosistemas agrícolas.

Específicamente, este estudio está enfocado a evaluar el estudio del impacto de la papa GM en los microorganismos del suelo, tales como bacterias, hongos, gusanos, entre otros. Así mismo, Amiga y países socios como Alemania y Países Bajos evaluarán si esta papa ha tenido algún tipo de impacto en los insectos y en los abejorros.

Acerca de la enfermedad del tizón tardío de la papa*

El tizón tardío de la papa es causado por Phytophthora infestans es una de las enfermedades más devastadoras de la papa a nivel mundial.

En 1845 causó en Irlanda la destrucción total de los campos de papa, que eran la principal fuente alimenticia de ese país, produciendo la muerte de miles de personas y la migración de muchos sobrevivientes a otros lugares de Europa y Norte América.

*Información tomada de: cipotato.org

Nota tomada de: irishtimes.com

Traducido por: Agro-Bio