Trigo genéticamente modificado se sembrará en Reino Unido, después del éxito de las pruebas de campo

Trigo genéticamente modificado se sembrará en Reino Unido, después del éxito de las pruebas de campo
Trigo genéticamente modificado se sembrará en Reino Unido, después del éxito de las pruebas de campo

El proceso de modificación genética en plantas no es algo que sea claro para muchas personas, algunas imaginan que es inyectando líquidos en los alimentos y otras tantas que se hace en los árboles; la verdad es que existen varios métodos de fitomejoramiento en plantas y ninguno involucra jeringas. Sin embargo, científicos enfocados en la innovación han desarrollado el “trigo maravilla” usando polvo de oro para transportar genes adicionales en la planta. Este trigo genéticamente modificado se sembrará en Reino Unido después del éxito de las pruebas de campo.

Esta variedad de trigo ha sido desarrollada por investigadores del Rothamsted Research en Harpenden, Inglaterra, quienes recibieron permiso del Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Department for Environment, Food and Rural Affairs – DEFRA) para llevar a cabo los ensayos en Rothamsted en 2017 y 2018.

Para el desarrollo de este trigo, se utilizarán minúsculas partículas de oro recubiertas con ADN para transportar los genes adicionales a la planta. La idea es soplar el polvo de oro sobre las semillas germinadoras de trigo para que se introduzca en sus genomas; y, aquellas que sean modificadas con éxito serán seleccionadas para cultivo.

Luego de haber obtenido permiso para llevar a cabo los ensayos de campo, por parte del gobierno, el equipo cultivará esta variedad de trigo transgénico en ocho parcelas de campo de 2 x 6 metros. Se plantarán dos versiones del trigo, ambas con copias adicionales de un gen que hace que la enzima SBPasa, la cual desempeña un papel importante en la fotosíntesis.

Este ajuste genético permitirá a las plantas absorber más dióxido de carbono de la atmósfera, una de las materias primas que usan para hacer azúcar a través de la fotosíntesis, un proceso químico complejo impulsado por la energía de la luz solar.

El Dr. Malcolm Hawkesford, director de biología vegetal y ciencia de plantas del centro de investigación Rothamsted Research, dijo que “Este ensayo será un paso importante ya que podremos evaluar en condiciones ambientales reales el potencial de estas plantas para producir más, utilizando los mismos recursos y la misma área de cultivo que su contraparte no modificada genéticamente”.

Tenemos una inminente escasez de alimentos en todo el mundo

Algunas personas tienen preocupaciones sobre los cultivos transgénicos, por esta razón varios países han adoptado estrategias para mantenerlos separados de los convencionales. A pesar de esto, el Dr. Hawkesford aseguró que el proceso es totalmente seguro y la modificación no afectaría negativamente el producto terminado “Aunque no se consuma nada del trigo, no hay razón para pensar que pueda ser tóxico o perjudicial para la salud humana” añadió. (Lea: Hay que separar los hechos de los mitos sobre los OGM)

Estos ensayos de campo son la única manera de evaluar la viabilidad de una solución que puede traer beneficios económicos a los agricultores y devolver al contribuyente del Reino Unido la inversión a largo plazo en esta investigación; beneficiará para la economía del país como un conjunto y el medio ambiente en general”

Después de décadas de continuo crecimiento, la producción mundial de trigo se ha estabilizado. Los métodos convencionales para mejorar los rendimientos del trigo parecen haberse estancado, pero la demanda mundial de harina y pan se disparará. A mediados del siglo, la ONU pronostica que la población mundial alcance los nueve mil millones. Para alimentar a todos, se estima que la producción de alimentos tendrá que aumentar en un 40% en los próximos 20 años y en un 70% para 2050.

La profesora Christine Raines, directora de ciencias biológicas de la University of Essex e investigadora principal del proyecto de investigación, señaló que en 1977 la producción de trigo aumentaba a un ritmo del 30% anual. Hoy en día, el crecimiento fue casi nulo. “Si comparamos la creciente población con la estabilización de la producción, podemos ver que tenemos una brecha y hay que alimentar al mundo”, añadió. (Lea: Los cultivos transgénicos son una excelente alternativa para lograr la seguridad alimentaria)

 

Te puede interesar:

 

Información de BBC y  Daily Mail UK