Aragón, el mayor granero de maíz transgénico de Europa

Aragón, el mayor granero de maíz transgénico de Europa
Aragón, el mayor granero de maíz transgénico de Europa

De las alrededor de 140.000 hectáreas que hay en España dedicadas a cultivar maíz transgénico, 54.000 están en Aragón. Es la región española que más cultiva este tipo de maíz modificado genéticamente para ser inmune a la más temible plaga de este cereal, “el gusano del taladro”. Aragón es, desde hace años y por su tamaño, la región europea que concentra una mayor superficie dedicada a producir este tipo de maíz.

Tras Aragón, la Comunidad con más cultivo de maíz transgénico es Cataluña, con algo más de 33.000 hectáreas. En su conjunto, las tierras del Valle del Ebro (Aragón, Cataluña y Navarra) concentran prácticamente el 90% de la superficie española dedicada a este cereal modificado genéticamente.

“Su cultivo supone una medida eficaz y evita la utilización de productos fitosanitarios”, afirma el consejero aragonés de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, abierto defensor del maíz transgénico. Y así se lo ha dicho a la delegación oficial de Dinamarca que esta semana ha visitado Aragón para interesarse, precisamente, por la experiencia de esta región en la producción de maíz transgénico.

Olona ha recordado que, en España, el único transgénico autorizado es el maíz para alimentación animal. Y, en Aragón, los rendimientos económicos que se obtienen con él demuestran sus bondades para los agricultores: el beneficio neto obtenido por el productor con el maíz transgénico es el mismo que con el maíz ecológico.

El director general de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Jesús Nogués, explica que, si bien en ciertos productos ecológicos se logra un rendimiento añadido en precios al ser más valorados por el consumidor, en el caso del maíz eso no ocurre. “Cuando el producto aporta un valor añadido, como es el caso del aceite o el vino, el consumidor sí está dispuesto a pagar más; pero esto no ocurre en las transacciones de productos primarios como el maíz”, indica Nogués.

El Gobierno aragonés es abiertamente partidario del cereal transgénico, cultivado bajo los controles oficiales ya establecidos. Y así se lo han trasladado a la delegación del Parlamento de Dinamarca que se ha interesado por estos cultivos.

Las autoridades aragonesas consideran que no tendría sentido no producir cereal transgénico y, sin embargo, importarlo. Y es que España compra al extranjero el 40% del cereal que consume. Nogués ha apuntado como ejemplo los grandes volúmenes de soja manipulada que importa España para dedicarla a alimentación de ganado y que, al igual que ocurre con el maíz, procede en su totalidad de los principales países en producción de cereales transgénicos, entre ellos Estados Unidos y Brasil de forma destacada.

Fuente: ABC.es