Papas GM son seguras, afirma el Departamento de Agricultura estadounidense

Papas GM son seguras, afirma el Departamento de Agricultura estadounidense
Papas GM son seguras, afirma el Departamento de Agricultura estadounidense

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos ha aprobado la plantación comercial de dos tipos de papas genéticamente modificadas, para resistir el patógeno que causó la hambruna de papa irlandesa. La aprobación fue anunciada este viernes y cubre las variedades Ranger Russet y Atlantic de J.R. de la compañía estadounidense Simplot Co.

La compañía dice que las papas también han mostrado reducción de su oxidación y aparición de manchas negras, una mejor adaptación para conservarse almacenadas y la reducción de un químico, potencialmente cancerígeno, que se produce cuando se cocinan a altas temperaturas.

“Obviamente estamos muy orgullosos de esto”, dijo el portavoz de la compañía, Doug Cole. Las papas deben pasar un proceso de revisión voluntaria a través de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés), así como obtener la aprobación de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos.

Dado que la mayoría de los cultivos transgénicos incorporan genes de plagas vegetales, están sujetos a un análisis medioambiental y a una evaluación de riesgos llevada a cabo por el USDA antes de ser liberados. La compañía dice que espera que las aprobaciones se den en enero para que las papas estén en el mercado la próxima primavera. Las dos variedades se unen a una tercera con los mismos rasgos, la papa Russet Burbank, que ya ha obtenido la aprobación del Departamento de Agricultura y de la Administración de Alimentos y Medicamentos. (Lea: U.S. Department of Agriculture tiene previsto aprobar manzana genéticamente modificada)

La empresa dijo que las papas contienen sólo genes de papa, y que la resistencia al tizón tardío (la enfermedad que causó el hambre de la papa irlandesa) proviene de una variedad argentina de papa que naturalmente produjo esta defensa.

El tizón tardío sigue siendo un problema importante para los productores de papa en todo el mundo, especialmente en las regiones más húmedas. Funcionarios de la compañía dicen que estos nuevos tipos de papas genéticamente modificadas traerán protección las 24 horas a los campos de los agricultores y reducirán el uso de pesticidas hasta en un 45%.

“La reducción en la oxidación, podría reducir los desechos y aumentar en un 15% las papas de calidad superior que salen de los campos, las cuales se venden por más que las magulladas” afirmó Cole.

Cole dijo que las nuevas variedades de papas se pueden mantener en un lugar más frío, a diferencia de las convencionales que pueden volverse de color oscuro al cocinarse, si se mantuvieron frías durante demasiado tiempo. La resistencia a el almacenamiento refrigerado podría representar beneficios significativos para la industria productora de papa, al reducir los costos de transporte en camiones de refrigeramiento. (Lea: Beneficios económicos de cultivos genéticamente modificados alcanzaron 150 mil millones de dólares)

Información de Idaho Statesman