HECHO No 1.

2016 ha marcado el vigésimo año de comercialización exitosa de cultivos biotecnológicos.

Una superficie acumulada sin precedente de dos mil millones de hectáreas, equivalente al doble de la superficie terrestre de los EE.UU. (937 millones de hectáreas), fueron cultivadas en el periodo 1996-2015; los beneficios que han representado para los agricultores se estiman en más de 150 mil millones de dólares. 28 países y unos 18 millones de agricultores que desean evitar riesgos para sus cultivos, se han beneficiado de esta biotecnología. Es de destacar que el 90% de los mismos fueron agricultores pequeños, con recursos limitados de países en vías de desarrollo.

HECHO No 2.

Avances en la adopción en los primeros 20 años.

Continuando con un destacable periodo de 20 años de crecimiento anual consecutivo, los cultivos genéticamente modificados son la tecnología de más rápida adopción en la historia de la agricultura. La superficie global de cultivos biotecnológicos aumentó 100 veces, de 1,7 millones de hectáreas en 1996 a 179,7 millones de hectáreas en 2015, convirtiendo a los cultivos biotecnológicos en la tecnología agrícola de más rápida adopción en tiempos recientes.

HECHO No 3.

Por cuarto año consecutivo, los países en vías de desarrollo sembraron más cultivos genéticamente modificados.

En 2015, agricultores de Latinoamérica, Asia y África, sembraron colectivamente 97.1 millones de hectáreas, el 54% de la superficie global de 179.7 millones de hectáreas biotecnológicas (frente al 53% en 2014) comparado con los países industriales con el 46% – 82,6 millones de hectáreas – (47% en 2014); es probable que esta tendencia continúe. De los 28 países que sembraron cultivos biotecnológicos en 2015, 20 fueron países en vías de desarrollo y 8 países industriales.

HECHO No 4.

Cultivos con múltiples características representaron el 33% de las 179,7 millones de hectáreas globales.

Las características apiladas son las preferidas por los agricultores de los 3 cultivos biotecnológicos más importantes Las características apiladas aumentaron desde 51,4 millones de hectáreas en 2014 a 58,5 millones en 2015 (un incremento de 7.1 millones de hectáreas, equivalente a un 14%). 14 países sembraron cultivos con dos o más características apiladas en 2015, de los que 11 eran países en vías de desarrollo. Vietnam sembró́ maíz Bt/TH (resistente a insectos y Tolerante a herbicidas), su primer cultivo biotecnológico, en 2015.

HECHO No 5.

Puntos destacados en países en vías de desarrollo en 2015.

Latinoamérica cultivó la mayor superficie, encabezado por Brasil y seguido por Argentina. En Asia, Vietnam sembró por primera vez y la voluntad política en Bangladesh permitió la plantación de berenjena Bt e identificó el arroz dorado, la papa genéticamente modificada y el algodón como futuros objetivos biotecnológicos. En 2014, Indonesia dio la aprobación de una caña de azúcar tolerante a la sequía, desarrollada localmente. Filipinas ha cultivado maíz biotecnológico con éxito durante 13 años y está apelando una decisión reciente del Tribunal Supremo sobre cultivos biotecnológicos.

China continúa beneficiándose del algodón Bt (17.5 mil millones de dólares de 1996 a 2014). En 2015, India se convirtió en el primer productor de algodón del mundo, gracias al aporte significativo que hizo el algodón Bt (los beneficios para el periodo 1996-2014 se estiman en 18.3 mil millones de dólares). África hizo progresos a pesar de una devastadora sequía que redujo el plan de siembras en unas 700,000 hectáreas en 2015 (una disminución del 23%). Esto resalta una vez más la amenaza vital que la sequía representa en África, donde afortunadamente, la introducción del maíz tolerante a la sequía está previsto para 2017. Sudán incrementó la superficie de algodón Bt en un 30%, hasta las 120.000 hectáreas en 2015. En 2015, 8 países africanos hicieron ensayos de campo con cultivos prioritarios para África, el penúltimo paso previo a la aprobación final.

HECHO No 6.

Acontecimientos más importantes en EE.UU.

Se han realizado progresos en muchos frentes, incluyendo varios “primeros” en aprobaciones y comercialización de productos OGM “nuevos”, tales como las papas INNATE TM y las manzanas Arctic® (variedades modificadas que no oscurecen cuando son cortadas o golpeadas); comercialización del primer cultivo no transgénico de genoma editado, la SU CanolaTM; y la primera aprobación de un producto alimentario animal, el AquAdvantage salmon (el cual crece dos veces más rápido que el salmón natural), para consumo humano.

HECHO No 7.

Alta adopción del primer maíz tolerante a la sequía sembrado en EE.UU.

El maíz biotecnológico resistente a la sequía, sembrado por primera vez en EE.UU. en 2013, se incrementó 15 veces, de 50.000 hectáreas en 2013 a 810.000 en 2015, reflejando así la aceptación por los agricultores. El mismo evento ha sido donado a la asociación público-privada WEMA (Maíz Eficiente con el Agua para África), dirigida a la introducción de maíz tolerante a la sequía en países seleccionados de África en 2017.

HECHO No 8.

Estado de los cultivos biotecnológicos en la Unión Europea.

Cinco países de la Unión Europea (España, Portugal, Eslovaquia, Rumania y República Checa) sembraron 116.870 hectáreas de maíz Bt. Sin embargo, a Unión Europea acumula largos retrasos en aprobación de transgénicos, variedades que no reciben el visto bueno pese a haber sido certificados como seguras por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y pese a contar con un sistema de autorización muy claro. Esta situación está haciendo menos competitivo al sector agrario y está poniendo en riesgo la competitividad del sector ganadero, por prohibiciones que sólo responden a intereses políticos e ideológicos y no a realidades científicas.

HECHO No 9.

Los beneficios de los cultivos biotecnológicos.

Un meta-análisis global de 147 estudios durante los últimos 20 años, informa que en promedio, la adopción de cultivos GM ha reducido el uso de pesticidas químicos en un 37%, incrementando el rendimiento de los cultivos en un 22% y los beneficios de los agricultores en un 68%”. (Qaim et al, 2014). Estos datos confirman los resultados de otros estudios globales (Brookes et al, 2015). De 1996 a 2014, los cultivos biotecnológicos han contribuido a mejorar la seguridad alimentaria, la sostenibilidad y el ambiente/cambio climático:

  • Aumentando la producción de alimentos por un valor estimado de 150 mil millones de dólares.
  • Proporcionando un mejor ambiente al reducir el uso de pesticidas en 584 millones de Kg de materia activa.
  • Reduciendo las emisiones de CO2 en 27 mil millones de Kg (sólo en 2014), equivalente a reducir un año el parque automovilístico en 12 millones de automóviles.
  • Conservando la biodiversidad, ahorrando 152 millones de hectáreas de tierra de 1996 a 2014.
  • Ayudaron a mitigar la pobreza de unos 16,5 millones de pequeños agricultores y sus familias, para un total de 65 millones de personas, que se encuentran entre las más pobres del mundo. Los cultivos biotecnológicos son esenciales pero para que den todo su potencial, deben ir acompañados de la adopción de buenas prácticas agrícolas tales como la rotación de cultivos y el manejo de resistencias, la cuales son un imperativo tanto para los cultivos biotecnológicos como para los convencionales.

HECHO No 10.

Perspectivas futuras.  

Tres aspectos merecen considerarse. En primer lugar, la alta adopción en los mayores mercados biotecnológicos actuales (90-100%), deja poco espacio para el crecimiento; sin embargo, existe un potencial significativo en otros países para determinados productos, tales como el maíz GM, que tiene un potencial de al menos 100 millones de hectáreas a nivel global.

En segundo lugar, hay más de 85 productos nuevos en fase de desarrollo, actualmente en fase de ensayos de campo, el penúltimo paso antes de su aprobación. Incluyen el maíz tolerante a la sequía de WEMA cuya introducción en África se espera para 2017, el Arroz Dorado en Asia (una variedad transgénica que podría reducir la deficiencia de Vitamina A, la principal causa de ceguera infantil a nivel mundial, afectando a 250.000 – 500.000 niños cada año), plátanos fortificados y frijol caupi resistente a pesticidas que son prometedores en África. Institucionalmente, asociaciones público-privadas (APP) han tenido éxito en desarrollar y poner a disposición de los agricultores productos aprobados.

En tercer lugar, la llegada de cultivos de genoma editado puede ser el mayor desarrollo identificado por la comunidad científica actual (la potente tecnología denominada CRISPR. Muchos científicos informados creen que esta tecnología ofrece ventajas significativas, respecto a los cultivos convencionales y OGM en cuatro áreas: precisión, rapidez, costos y regulación.

 

 

*Información detallada se puede encontrar en ISAAA Brief 51 “20 Aniversario de la Comercialización Global de los Cultivos Biotecnológicos/OGM: 1996-2015, de Comercialización Global de Cultivos Biotecnológicos y Hechos Destacados de los Cultivos Biotecnológicos en 2015” de Clive James.

ISAAA es una organización sin ánimo de lucro patrocinada por organizaciones públicas y privadas. Todas las estimaciones de hectáreas de cultivos biotecnológicos comunicadas en las publicaciones de ISAAA son contabilizadas solo una vez, independientemente de cuántos caracteres se han incorporado al cultivo.

Copy link