Argentina

La autorización para la comercialización de un cultivo transgénico está a cargo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (SAGPyA), y se basa en los informes elaborados por sus comisiones asesoras:

* La Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria (CONABIA),

* El Comité Técnico Asesor sobre uso de Organismos Genéticamente Modificados del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), y

* La Dirección Nacional de Mercados Agroalimentarios

La CONABIA evalúa los posibles riesgos que puede causar la introducción del cultivo transgénico en los agroecosistemas. Esta evaluación ocurre en dos etapas. Durante la primera, la CONABIA determina si el cultivo transgénico puede o no ensayarse en condiciones experimentales en el campo (condiciones de confinamiento).

Durante la segunda, que transcurre después de tales ensayos, la CONABIA evalúa la posibilidad de que el cultivo transgénico se siembre en gran escala (no confinado). Como resultado final, autoriza la liberación del cultivo transgénico para su siembra a escala comercial.

El Comité Técnico Asesor sobre uso de OGM del SENASA evalúa los riesgos potenciales para la salud animal y humana derivados del consumo, como alimento, del cultivo transgénico o sus subproductos. Estudia la presencia de tóxicos, alérgenos y de posibles modificaciones nutricionales que se podrían haber introducido por la transformación genética.

Con un informe favorable de la CONABIA y del Comité Técnico Asesor sobre uso de OGM del SENASA, la Dirección Nacional de Mercados Agroalimentarios determina la conveniencia de la comercialización del material genéticamente modificado de manera de evitar potenciales impactos negativos en las exportaciones argentinas.

Más informaciónhttp://www.argenbio.org/index.php?action=novedades&note=357

 Brasil

Brasil cuenta con una ley de bioseguridad que establece normas y procedimientos relativos al uso de las técnicas de ingeniería genética (Ley 8974/95, modificada por la medida provisoria 2191-9, Decreto 1752/95 y reglamentaciones específicas para diversas actividades).

La Ley 8974 establece las normas de bioseguridad para todos los aspectos de la manipulación y uso de organismos genéticamente modificados en Brasil, incluida la investigación confinada, experimentación en campo, transporte, importación, producción, almacenamiento y comercialización.

La Ley fue reglamentada por el Decreto Nº 1.752 el cual establece disposiciones sobre los integrantes y competencias de la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio), vinculada al Ministerio de Ciencia y Tecnología. Además de la Ley y el Decreto, varias reglamentaciones específicas existes para establecer procedimientos de las actividades con organismos genéticamente modificados. 

 Chile

En Chile, la Resolución N° 1927 de 1993 sobre Normas y Regulación de Liberación de Transgénicos (Servicio Agrícola y Ganadero, Ministerio de Agricultura) actualizada por la N° 1523 de 2001, autoriza la entrada de semillas transgénicas para multiplicación con fines de exportación.

Las instituciones encargadas de velar por el cumplimiento de las normas regulatorias son el Servicio Agrícola Ganadero (SAG), y el Ministerio de Salud (MINSAL). Próximamente, el Ministerio de Medio Ambiente, nuestra nueva institucionalidad ambiental, también estará involucrado en estos procesos.

Más informaciónhttp://www.chilebio.cl/regulacion.php

 México

México cuenta con una Ley de Bioseguridad que regula el uso, producción e importación de OGM. En este país el órgano regulador encargado de establecer toda la política de OGM es la Comisión Intersectorial de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados, Cibiogem, integrada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y por titulares de las Secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; Medio Ambiente y Recursos Naturales; Hacienda y Crédito Público; Salud; Economía y Educación Pública.

La Cibiogem, recibe recomendaciones del Consejo Consultivo de Bioseguridad, CCB, relacionadas con los OGM. Este órgano de consulta lo conforman doce expertos que aportan sus recomendaciones, un comité técnico que implementa las decisiones de la Cibiogem, y subcomités especializados que estudian las solicitudes para la importación, movimiento interestatal y liberación experimental de cualquier tipo de OGM.

Los criterios para analizar las solicitudes se relacionan directamente con los que están aprobados en el ámbito internacional a través de la organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo, OCDE, la Unión Europea, el Protocolo de Cartagena y el Tratado de Libre Comercio.

Más información http://www.cibiogem.gob.mx

 Unión Europea

La primera legislación comunitaria sobre OGM se aprobó al inicio de los 90 y, a través de la última década, el marco normativo se ha ido ajustando y refinando.

Actualmente, la directiva que rige es la 90/220/CE, la cual ha sido modificada por la directiva 2001/18 /CE, que entró en vigencia el 17 de octubre del 2002.

La normativa vigente establece un proceso de aprobación, paso por paso y caso por caso que tenga en cuenta los riesgos a la salud humana, animal y al medio ambiente que pueda ocasionar cualquier producto que sea o contenga OGM.

Una compañía que intenta comercializar un OGM debe inicialmente solicitarlo a la autoridad competente nacional del país donde en primer lugar se va a comercializar, presentando un informe de riesgo.

Si la autoridad nacional da una opinión favorable, el Estado Miembro informa al resto de países a través de la Comisión. Si no hay objeciones, el producto podrá ser puesto en el mercado en toda la Unión Europea. Por el contrario, si se levanta algún tipo de objeción, la Comisión pedirá opinión a los Comités Científicos.

Si ésta es favorable, la Comisión propondrá una Decisión a un Comité de Regulación. Si dicho Comité de Regulación da una opinión favorable, la Comisión adopta dicha Decisión.

Si por el contrario, la opinión del Comité de Regulación no es favorable, la Decisión pasará al Consejo de Ministros, el cual tendrá que adoptarla o rechazarla por unanimidad. Si el Consejo no actúa en un periodo de tres meses, la Comisión puede adoptar dicha decisión.

 Estados Unidos

Según los fines para los cuales se vayan a utilizar los organismos genéticamente modificados, este país cuenta con tres instancias reguladoras: El Departamento de Agricultura, USDA, la Agencia de Protección del Medio Ambiente, EPA, y la Administración de Drogas y Alimentos, FDA.

El USDA regula el cultivo, transporte y propagación de las plantas en general. Los cultivos genéticamente modificados están sometidos a una regulación especial y como en el caso europeo, tienen que superar una serie de controles, dando una especial importancia a la posibilidad de que los genes introducidos en una especie cultivada pasen a otra silvestre emparentada.

En el caso de productos químicos nuevos, especialmente si son peligrosos, la regulación corresponde a la EPA. Hace algunos años esta agencia decidió regular los “agentes” utilizados por la ingeniería genética para el control de las plagas, como la toxina Bt.

La regulación de los alimentos y medicamentos corresponde a la FDA, cuyo objetivo primario es la seguridad alimentaria. La FDA no discrimina según el método de obtención, por lo que no considera a los alimentos producto de la ingeniería genética distintos de los convencionales. 

Bolivia

El 26 de enero del 2005 el Comité de Bioseguridad aprobó el informe final de los tres ensayos, presentados por el Comité Regional de Semillas de Santa Cruz dando lugar a la Resolución Nº 016/05 de fecha 14/3/05 que autoriza la “Liberación Ambiental para cultivos e importación de soya transgénica para fines de investigación y experimentación de producción de semilla y producción agrícola”.

El 4 de abril del 2005 el Comité de Bioseguridad, con excepción de uno de sus miembros, recomendó la aprobación del informe del SENASAG que determina la no existencia de riesgos de la soya RR, con lo que el Viceministerio de Recursos Naturales promulgó la Resolución Nº 44/2005 de fecha 5 abril del 2005 a través de la cual autoriza la utilización de soya genéticamente modificada resistente a glifosato, para la elaboración de alimentos y bebidas a nivel nacional.

El 7 de abril del 2005 fue emitida la Resolución Multiministerial No 001/2005 en base a los Dictámenes Técnicos 12/05 y 14/05 y las Resoluciones Administrativas 16/05 y 44/05, autorizando la producción agrícola de semillas, procesamiento, comercialización interna y externa de soya genéticamente modificada resistente a glifosato evento (40-3-2) y sus derivados. El 1 de julio del 2005, fue promulgado el Decreto 28225 que eleva a rango de Decreto Supremo, la Resolución Multiministerial Nº 1 de fecha 7 de abril de 2005.

Copy link