Preguntas y respuestas sobre los OGM

¿Qué son los organismos genéticamente modificados (OGM)?

Los organismos genéticamente modificados (OGM) pueden definirse como organismos en los cuales el material genético (ADN) ha sido modificado a través de la “tecnología de ADN recombinante” o “ingeniería genética”. Esta permite transferir genes seleccionados individuales de un organismo a otro y/o también entre especies no relacionadas para obtener características especiales.

¿Cuáles son las áreas de aplicación de los organismos genéticamente modificados (OGM)?

Sus aplicaciones van desde la producción de la insulina humana y de vacunas, el desarrollo de alimentos más sanos y semillas mejoradas, hasta el uso de bacterias para regenerar los suelos, por mencionar algunas.

El uso de la biotecnología moderna permite mejorar los cultivos; por medio de la modificación de la información genética de un organismo, para conferirle nuevas características como: defenderse de plagas o enfermedades, o resistir condiciones climáticas extremas de calor, frío, sequía.

En la agricultura y alimentación: a través de nuevas variedades de cultivos para controlar plagas y malezas, inoculantes, bioplaguicidas, alimentos con mejoras nutricionales, etc.

Respecto a salud: contribuye al desarrollo de vacunas y antivenenos, transplantes más seguros e insulina humana.

En cuanto al ambiente y la biodiversidad: contribuye a la disminución de la contaminación en suelos, al tratamiento y reciclaje de aguas residuales y de materiales sólidos, a la filtración de gases y de elementos tóxicos y, en general, a la biorremediación.

En el sector pecuario: contribuye a generar nuevas razas y métodos eficientes de reproducción de ganado, uso de animales para sintetizar medicamentos.

Respecto de los sectores industrial y energético: permite generar solventes, aditivos y combustibles renovables (gas natural, alcohol, diesel) a partir de residuos agrícolas y pecuarios. En cuanto a los recursos marinos y la acuacultura: contribuye a la creación de nuevas sustancias de uso médico e industrial y alimentos balanceados.

¿Se evalúan los organismos genéticamente modificados (OGM) en forma diferente de los alimentos tradicionales?

Cuando se desarrollan alimentos nuevos por métodos naturales, se pueden alterar algunas de las características existentes en los alimentos, tanto en forma positiva como negativa. Se podría convocar a las autoridades nacionales de alimentos a examinar los alimentos tradicionales, pero esto no siempre ocurre. En realidad, puede ocurrir que los organismos nuevos desarrollados mediante técnicas tradicionales de reproducción no se evalúen rigurosamente usando técnicas de evaluación de riesgos.

Con los organismos genéticamente modificados (OGM), la mayoría de las autoridades nacionales consideran que son necesarias evaluaciones específicas. Se han establecido sistemas específicos para una evaluación rigurosa de organismos genéticamente modificados y cultivos GM, relativos tanto a la salud humana como al ambiente. Por lo general, no se realizan evaluaciones similares para los alimentos tradicionales. Por lo tanto, hay una diferencia significativa en el proceso de evaluación antes de la comercialización para estos dos grupos de alimentos.

¿Son inocuos los organismos genéticamente modificados (OGM)?

Los organismos genéticamente modificados (OGM) actualmente disponibles en el mercado internacional han pasado cada una de las evaluaciones de riesgo para confirmar que son tan seguros o más que su contraparte convencional. Además, no se han demostrados efectos sobre la salud humana como resultado del consumo de dichos alimentos por la población general en los países donde fueron aprobados. El uso continuo de evaluaciones de riesgo en base a los principios del Codex (Regulación establecida por la FAO y la OMS, que busca garantizar estándares alimenticios internacionales armonizados) y, donde corresponda, incluyendo el monitoreo post comercialización, forma la base para evaluar la inocuidad de los organismos genéticamente modificados (OGM).

En estos 20 años de comercialización de alimentos derivados de organismos genéticamente modificados (OGM), no hay un solo caso, con evidencia científica de efecto nocivo en la salud, por consumo de alimentos provenientes de organismos genéticamente modificados.

¿Están relacionados los OGM y el cáncer?

Muchos científicos y organizaciones independientes de todo el mundo han validado la salud y seguridad de los OGM. Por ejemplo, hay más de 1.080 estudios sobre la salud y seguridad de los OGM disponibles en biofortified.org, y una década de investigación sobre los OGM financiada por la Comisión Europea, que considera que no representan un riesgo mayor que sus homólogos convencionales.

“No hay absolutamente ninguna prueba respetable de que los alimentos genéticamente modificados provoquen cáncer”, dice el Dr. Kevin Folta, presidente interino y profesor adjunto de la Universidad de Florida, Departamento de Ciencias Hortícolas.

¿Están los OGM relacionados con el aumento de alergias?

Los OGM no causan nuevas alergias. Si una persona es alérgica a una planta que no está genéticamente modificada, por ejemplo, la soya, también será alérgica a la versión genéticamente modificada disponible en el mercado actual.

Lisa Katic, nutricionista, explica: “No hay cultivos comercialmente disponibles que contengan alérgenos creados al manipular genéticamente una semilla o planta. Y el riguroso proceso de pruebas garantiza que nunca suceda”.

Las alergias a los alimentos provienen, principalmente, de ocho alimentos (la leche, los huevos, el maní, los frutos secos, la soya, el trigo, el pescado y los mariscos); estos representan el 90% de las alergias a los alimentos informadas en los Estados Unidos. Es importante destacar que solo uno de los ocho principales alérgenos antes mencionados es un posible producto de la biotecnología: la soya. De los siete alérgenos restantes, ninguno está comercialmente disponible en variedades genéticamente modificadas.

¿Cómo se determinan los riesgos potenciales para la salud humana?

La evaluación de inocuidad de los organismos genéticamente modificados (OGM) generalmente evalúa:

  •   Los efectos directos sobre la salud (toxicidad).
  •   Las tendencias a provocar una reacción alérgica (alergenicidad).
  •   Los componentes específicos con sospecha de tener propiedades nutricionales o tóxicas.
  •   La estabilidad del gen insertado.
  •   Los efectos nutricionales asociados con la modificación genética.
  •   Cualquier efecto no deseado que podría producirse por la inserción genética.
¿Cómo se realiza una evaluación de riesgos para el ambiente?

Las evaluaciones de riesgos del ambiente abarcan tanto los organismos genéticamente modificados (OGM) involucrados, como el potencial del ambiente receptor. El proceso de evaluación incluye una evaluación de las características del organismo genéticamente modificado, sus efectos y estabilidad en el ambiente, combinado con las características ecológicas del ambiente en el cual tendrá lugar la introducción.

¿Están los OGM contribuyendo a la muerte de abejas y mariposas?

Antes de que pueda producirse un cultivo genéticamente modificado de forma comercial, las empresas que desarrollan este tipo de plantas deben demostrar que las nuevas plantas no son dañinas para los demás insectos, tales como las abejas y las mariposas.

¿Se necesita un mayor uso de plaguicidas con la siembra de cultivos GM?

En general, la aplicación de plaguicidas ha disminuido, en gran parte, debido a la adopción de cultivos resistentes a los insectos, en particular el algodón, de acuerdo con el economista agrícola Graham Brookes.

La disminución de las aplicaciones de pesticidas ayuda a los agricultores a ahorrar tiempo y dinero al reducir la cantidad de productos químicos que deben comprar y la cantidad de veces que deben aplicarlos en los campos en el transcurso de una temporada de cultivo. Esto se ha convertido en beneficios documentados para el ambiente, lo que incluye una reducción de las emisiones de gases efecto invernadero, que equivale a quitar 12,4 millones de autos de la carretera durante un año.

Más aún, Andrew Kniss, profesor adjunto de Ecología y Manejo de Malezas de la Universidad de Wyoming, señala que la adopción de cultivos tolerantes a herbicidas disponibles en la actualidad ha permitido a los agricultores utilizar plaguicidas en una menor cantidad.

¿Están las grandes empresas forzando a los agricultores a cultivar OGM?

Los agricultores tienen derecho de elegir semillas de acuerdo con lo que es mejor para sus campos, la demanda del mercado y la zona de cultivo. Más aún, el derecho del agricultor de elegir el mejor tipo de semilla para su campo es uno de nuestros cinco principios fundamentales.

¿Qué tipo de productos de consumo han sido elaborados o contienen componentes de OGM?

Desde hace 20 años, se producen, importan y consumen a diario varios productos. En el procesamiento de alimentos está asegurado por la calidad de alimentos, sin que haya diferencias sustanciales por el tipo de cultivos utilizados. Aquí enumeramos algunos alimentos que pueden contener o se derivan de OGM:

  •   Aceites vegetales.
  •   Aderezos.
  •   Alimentos para mascotas.
  •   Jarabes de almidón.
  •   Salsa de tomate.
  •   Algunos cereales.
  •   Harinas.
  •   Algunos lácteos.
  •   Palomitas de maíz.
  •   Algunos tipos de pan.
  •   Diversas salsas para pasta.
¿Cómo se reglamentan los organismos genéticamente modificados (OGM)?

La forma en que los países han reglamentado los organismos genéticamente modificados (OGM) es variada, cada país tiene la autonomía de decidir su regulación.

Los países que tienen disposiciones para los cultivos genéticamente modificados (GM), usualmente también reglamentan los OGM en general, teniendo en cuenta los posibles riesgos para la salud y el ambiente así como los temas relacionados con control y comercio (como los regímenes potenciales de prueba y etiquetado).

¿Por qué es sostenible cultivar semillas genéticamente modificadas (GM)?

Los cultivos biotecnológicos o genéticamente modificados han demostrado, a lo largo de sus 20 años de comercialización y adopción, su contribución a la sostenibilidad de la actividad agrícola, generando:

  •   Seguridad alimentaria y disponibilidad en el suministro de alimentos, forrajes y fibra.
  •   Conservación de la biodiversidad al economizar suelo.
  •   Contribución a la lucha contra la pobreza y el hambre.
  •   Reducción de la huella ecológica de la agricultura.
  •   Contribución a la lucha contra el cambio climático y a la reducción de las emisiones de gases efecto invernadero.
  •   Reducción de pérdidas de las cosechas a causa de las malezas y/o las plagas
¿Cuáles son los beneficios de cultivar semillas genéticamente modificadas (GM)?

La FAO reconoce que la biotecnología agrícola ha mejorado la calidad de los alimentos y que a la fecha no representan riesgos.

La OMS ha concluido que el uso o consumo de productos elaborados con cultivos biotecnológicos es seguro para la salud humana.

La biotecnología es una herramienta que nos ayuda a enfrentar los retos alimentarios actuales y del futuro: enfrentar el cambio climático, procurar la protección del ambiente, y producir más y mejores alimentos para una población creciente. Entre sus muchos beneficios, se destacan:

  •   Los cultivos GM hacen un uso más sostenible de los plaguicidas con lo cual se reduce el consumo de combustible fósiles y, en consecuencia, las emisiones de CO2.
  •   El incremento de productividad de los 1500 millones de hectáreas actuales convierte a los cultivos GM en un factor de ahorro de suelo y reducción de la deforestación.
  •   Los cultivos biotecnológicos tolerantes a herbicidas favorecen la producción sin labranza /labranza reducida, lo cual reduce la pérdida de carbono del suelo.
  •   Los cultivos GM tolerantes a herbicidas reducen las roturaciones, con lo cual se ahorra agua, se reduce la erosión del suelo y se favorece la acumulación de materia orgánica que fija el carbono en el suelo.
  •   Los cultivos biotecnológicos han contribuido a la reducción significativa de la emisión de gases de efecto invernadero producidos por las prácticas agrícolas. Esto resulta en un menor uso de combustibles y almacenamiento adicional de carbono en el suelo producto de la reducción en la labranza con los cultivos genéticamente modificados.
¿Cuál es la principal diferencia entre las semillas genéticamente modificadas (GM) y las convencionales?

Las semillas genéticamente modificadas (GM), a diferencia de las convencionales, han sido mejoradas a través de la biotecnología moderna con el fin de obtener una característica específica. En la primera ola del desarrollo de las semillas transgénicas se ha conseguido proteger los cultivos de plagas, malezas y enfermedades, resultando en  incrementos significativos en el rendimiento y la producción.

Para la segunda generación de los cultivos genéticamente modificados se brindará no sólo beneficios a los agricultores como: mayores rendimientos, enfrentar los retos del cambio climático (sequía, excesos de humedad, heladas) sino también a consumidores como: productos con eventos (características) de calidad nutricional como arroz con vitamina A, soya libre de grasas trans o enriquecida con Omega 3, etc; y, para uso industrial con productos con características útiles como papa con mayor contenido de almidón para ser usado en la industria papelera o caña de azúcar con mayor contenido de azúcar para la producción de biocombustibles.

¿Cómo es el proceso de siembra con semillas transgénicas?, ¿Tienen alguna preparación especial?

Es importante destacar que en general el manejo del cultivo transgénico, genéticamente modificado o biotecnológico, es el mismo de un cultivo convencional y, así como estos últimos, se pueden ver afectados por factores abióticos. Sin embargo para el manejo de las tecnologías es necesario entender su funcionamiento en campo para poder hacer un uso adecuado de las mismas. Por ejemplo, en tecnologías de control de insectos, es necesario manejar unos umbrales de daño (refugio) para la toma de decisión de aplicación para las plagas que controla la tecnología, por lo cual el monitoreo permanente es muy importante.

Los cultivos genéticamente modificados han facilitado el manejo en campo, ya que los cultivos se encuentran protegidos (contra algunos insectos) y toleran algunos plaguicidas, el estar controlando estas plagas es mucho más fácil, e incluso se necesita una labranza mínima y en algunos casos no labranza, lo cual favorece a conservar la humedad y nutrientes del suelo.

¿Quiénes son los principales beneficiados con el uso de la biotecnología?

Los agricultores son actualmente, los principales beneficiados con el uso de la biotecnología agrícola debido, entre otros, a los siguientes factores:

  •   Los cultivos transgénicos comerciales, disminuyen las pérdidas por el ataque de plagas, presencia de malezas y enfermedades; evitando dependiendo de las características de cada cultivo el ataque de insectos, virus e incluso, la competencia de otras plantas o hierbas.
  •   Les ahorra costos y mejora las ganancias, permite utilizar de manera eficiente el uso de plaguicidas y generar normalmente, mayores rendimientos por hectárea. En todo caso, se protege la productividad del agricultor.
  •   Aumenta su calidad de vida al disminuir el tiempo dedicado a labores del de campo, el cual puede aprovecharse en otras tareas económicas o actividades  familiares. También preserva los servicios ambientales al no tener que afectar recursos naturales a su alrededor, pues ya no tiene que desmontar selvas o bosques para la siembra.
  •   Además, facilita la adopción de prácticas agrícolas sostenibles que disminuyen el desgaste de la tierra y permiten tener suelos agrícolas fértiles por más tiempo.
  •   De acuerdo con el Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agro-Biotecnológicas (ISAAA, por sus siglas en inglés), en 2012, 17.3 millones de agricultores en 28 países se han beneficiado de la cosecha de cultivos GM en más de 170 millones de hectáreas cultivadas comercialmente. Algunos ejemplos son: algodón, canola, maíz, soya, alfalfa, calabaza y papaya.
¿Los cultivos genéticamente modificados sólo favorecen a los agricultores?

Los productos de la biotecnología agrícola moderna fueron desarrollados inicialmente para beneficiar al agricultor. Hoy en día vemos que hay muchos beneficios más derivados de estos y las siguientes generaciones traerán aún más.

Los cultivos transgénicos en general, disminuyen los costos de producción y protegen el rendimiento de los cultivos. Es cierto que acceder a esta innovación productiva representa una inversión relativamente mayor, pero en el balance final los agricultores obtienen un beneficio que se traslada a la cadena productiva.

En países adoptantes de los cultivos genéticamente modificados se ha calculado la distribución de beneficios económicos entre los vendedores de semillas GM y otros insumos agrícolas. Así como el beneficio en sus gobiernos (como impuestos) y entre los agricultores. Las ganancias para estos grupos difiere, pero los resultados beneficio/costo son considerables y es por ello que vuelven a utilizar la biotecnología.

Por ejemplo, entre 1996 y 2011, los productores de soya transgénica en el mundo generaron beneficios económicos de $65,435.81 millones de dólares, de los cuales el 72.4% fue al bolsillo de los agricultores, el 21.2% al gobierno a través del pago de impuestos y el 6.4% a los proveedores de las tecnologías.

¿Es posible la coexistencia entre cultivos genéticamente modificados (GM) y cultivos convencionales (variedades tradicionales, híbridos u orgánicos)?

Estudios científicos acreditados y realizados por instituciones públicas, han demostrado que la coexistencia productiva de cultivos GM y convencionales es posible, ya que se aplican medidas de bioseguridad que minimizan el flujo del polen en períodos de floración. Varios países y empresas utilizan medidas de aislamiento por espacio o por fecha de siembra para disminuir al máximo la polinización cruzada en la producción de semilla.

Quienes sostienen que “es imposible”, ignoran las experiencias efectivas de España, Estados Unidos, Brasil y Chile; así como, todas las prácticas que utiliza la industria semillera en todo el mundo, las cuales garantizan dicha seguridad.

¿Desde hace cuánto tiempo cosechan con cultivos transgénicos en el mundo?

Varios cultivos transgénicos se han sembrado y cosechado de manera exitosa alrededor del mundo a nivel comercial desde hace 20 años. Para 1997 había ya 1.7 millones de hectáreas sembradas en el mundo y para 2015, esta superficie creció 100 veces (179,7 millones), lo cual equivale al tamaño actual de Alaska.

¿Los países en vía de desarrollo han adoptado también la biotecnología agrícola?

Sí. La proporción de crecimiento en adopción de cultivos transgénicos fue al menos 3 veces más rápido y 5 veces más extensivo en países en desarrollo. Estos porcentajes modifican la tendencia que predecía que los cultivos GM serían adoptados principalmente en países industrializados.

Además, en 2012 por primera vez, la superficie de cultivos GM sembrados en países en desarrollo fue mayor en un 4% que los países desarrollados o industrializados.

¿La biodiversidad se mantiene con la siembra decultivos genéticamente modificados (GM)?

Los cultivos GM se han sembrado y cultivado por más de doce años en diferentes partes del mundo (países industrializados y en vías de desarrollo), sin que hasta el momento se haya comprobado científicamente algún impacto negativo para la salud humana, animal y/o para el medio ambiente.

Antes de ser aprobados para su liberación al medio ambiente, estos cultivos (semillas) son sometidos a rigurosas evaluaciones tanto en laboratorio como en campo (desempeño agronómico, impacto en organismos blanco, impacto en organismos no blanco, impacto en la flora y la fauna, entre otros).

Continuamente, científicos alrededor del mundo realizan estudios acerca de los impactos de los cultivos genéticamente modificados sin que hasta el momento se haya reportado efectos perjudiciales.

Las regulaciones protegen el material nativo (variedades y razas criollas) condicionando la siembra a distancias mínimas entre GM y convencionales para reducir la posibilidad de cruzamiento (flujo de polen).

Al cultivar semillas transgénicas, se protegen mejor las cosechas contra el daño ocasionado por insectos, plagas y malezas, aprovechando de manera más sostenible las tierras que hoy son utilizadas para la agricultura. Esta mejora en la productividad, disminuye la presión de tala en selvas, bosques y praderas para arar dichos terrenos.

¿Existe peligro de toxicidad con los cultivos genéticamente modificados?

No. Antes de ingresar al mercado, los cultivos biotecnológicos son objeto de un proceso regulatorio intenso. Mientras que los cultivos biotecnológicos pueden ser tan susceptibles a microbios causantes de enfermedades, alérgenos, y toxinas como los convencionales, híbridos y orgánicos, una rigurosa evaluación previa a su comercialización ayuda a asegurar que los mencionados riesgos potenciales se reduzcan considerablemente.

Los alimentos biotecnológicos han tenido un récord notable de seguridad alimentaria; luego de haber sido cultivados por más de 15 años, y haber sido consumidos por miles de millones de personas en todo el mundo sin un solo caso documentado de algún problema de salud.

¿Cuáles son las principales razones para promover el acceso a cultivos genéticamente genéticamente modificados (OGM)?

Mediante la biotecnología podemos hacer uso de organismos vivos para obtener un bien o servicio útil para la humanidad, como el mejoramiento de cultivos, entre otros.

  •   La población mundial crecerá 50% para 2050. Aprox: 9 mil millones de personas.
  •   Se requerirá que los alimentos crezcan en una proporción similar.
  •   La creciente demanda de vivienda aumentará la extensión de áreas urbanas.
  •   Ante la mayor demanda de alimento, habrá una creciente necesidad de tierras cultivables que requerirá disponer de mayores extensiones de bosques y selvas.
¿Las únicas que desarrollan cultivos transgénicos son las multinacionales?

A pesar de la creencia de que sólo las empresas multinacionales (Monsanto, Syngenta, Dow AgroSciences, DuPont, Bayer y BASF) son las que desarrollan cultivos/semillas genéticamente modificadas o transgénicas, esto no es cierto.

Alrededor del mundo científicos de diferentes universidades y centros de investigación trabajan en el desarrollo de este tipo de cultivos, pues los consideran una herramienta que puede contribuir a la producción de más y mejores cultivos/alimentos. Así mismo, la segunda ola de los cultivos GM está enfocada a investigaciones y desarrollos que buscan beneficiar al consumidor y ayudar a enfrentar el cambio climático.

Estas investigaciones no sólo se realizan en países industrializados, también se hacen en países en vías de desarrollo; algunos desarrollos en estos países ya están aprobados, pero, a pesar de estar aprobados, no todos se han empezado a sembrar.

Los siguientes son algunos ejemplos de los desarrollos llevados a cabo por entidades públicas, privadas o alianzas público-privadas, que ya se encuentran aprobados y no pertenecen solamente a grandes multinacionales:

País        Cultivo GMAprobado           Institución
BrasilFríjol resistente al virus de la hoja amarilla SIEmbrapa
Soya tolerante a herbicidas  SI Embrapa + BASF
IndonesiaCaña de azúcar resistente a la sequíaSI PT- Perkebunan Nusantara XI + Ajinomoto company
BangladeshBerenjena Bt (resistente a insectos)SI Bangladesh Agricultural Research Institute (BARI) + Mahyco
Estados UnidosManzanas que no se “negrean” tan rápidoSI Speciality Fruits Inc  
Papas con menos contenido de acrilamida y menos propensa a “moretones”SI Simplot
Papaya resistente al virus de la mancha anularSI Cornell University + University of Hawaii
CubaMaíz Bt (resistente a insectos)SI Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de la Habana
ChinaArroz Bt (resistente a insectos)SI Huazhong Agricultural University (China)
Maíz con alto contenido de fitasa  SI Origin Agritech

 

Actualmente, investigadores de diferentes países están desarrollando cultivos GM o transgénicos que se adapten a las necesidades de sus agricultores y a sus condiciones climáticas y de suelo; así mismo, también trabajan en el desarrollo de cultivos/alimentos GM que tengan un mayor contenido nutricional y que contribuya a mejorar la calidad de vida de los consumidores.

¿Cuál es la postura de la ONU y sus organismos frente a la ingeniería genética?

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, (FAO) reconoce que la ingeniería genética puede contribuir a elevar la producción y productividad en la agricultura y además ha señalado que los alimentos biotecnológicos son tan seguros como sus homólogos convencionales (Informe de la Consulta Mixta FAO/OMS de Expertos sobre Alimentos Obtenidos por Medios Biotecnológicos, 2000).

De acuerdo con la FAO, los cultivos biotecnológicos pueden servir de ayuda para reforzar la agricultura en las zonas marginales y para restablecer la producción en los terrenos degradados.

Más recientemente, ha señalado que los riesgos del uso de los cultivos biotecnológicos no se perciben como altos, y a la fecha ninguno de los riesgos potenciales se ha manifestado (Biosafety Resource Book, 2011).

De acuerdo con la FAO, los gobiernos tienen que elaborar su propia visión y política nacional sobre el papel de la biotecnología, examinando las opciones y oportunidades que representan en materia ambiental y en relación con el desarrollo económico, social y rural sostenible.

Copy link