China está lista para aprobar 192 cultivos transgénicos, incluido el maíz resistente a los insectos y tolerante al glifosato

China está lista para aprobar 192 cultivos transgénicos, incluido el maíz resistente a los insectos y tolerante al glifosato
China está lista para aprobar 192 cultivos transgénicos, incluido el maíz resistente a los insectos y tolerante al glifosato

China está dispuesta a otorgar certificados de seguridad para el maíz genéticamente modificado (GM), abriendo camino a la producción nacional de cultivos GM, que ayudaría a combatir la seguridad alimentaria de este país, que es el más poblado del mundo.

Es probable que dos variedades de maíz transgénico, una desarrollada por Beijing Dabeinong Technology Group Co. y otra por la Universidad de Zhejiang y una compañía biológica en Hangzhou, reciban certificados de seguridad. Las variedades serán adecuadas para el crecimiento en las áreas del norte del país, según una lista publicada por el Ministerio de Agricultura.

Son comunes los organismos genéticamente modificados en el mundo, y gran parte del maíz y la soya transgénica se cultiva en los Estados Unidos, Brasil y Argentina. Su uso aún es limitado en ciertas áreas, especialmente en China y Europa.

El Ministerio publicó una lista de 192 cultivos locales derivados de cultivos genéticamente modificados que recibirán certificados de seguridad, y solicitó al público recibir comentarios hasta el 20 de enero. “Parece que China seguirá adelante con la tecnología para el cultivo de granos GM después de un alto de 10 años”, dijo Huang Dafang, un ex investigador pro-OGM en el Instituto de Investigación de Biotecnología de la Academia China de Ciencias Agrícolas. “La producción de prueba a pequeña escala podría comenzar tan pronto como la primavera” añadió.

China también emitirá certificados de seguridad para la soya derivada de cultivos GM  desarrollada por la Universidad Jiao Tong de Shanghai. Si se produce, esta sería la primera vez que cultivará soya transgénica a nivel local, aunque es el principal importador de la semilla oleaginosa que se modifica genéticamente en gran medida.

“La producción comercial a gran escala de maíz y soya transgénica aún puede tomar alrededor de dos años”, dijo Li Qiang, analista jefe de Shanghai JC Intelligence Co. “Las variedades de maíz GM son resistentes a insectos y herbicidas y pueden evitar pérdidas anuales de entre 3% al 5%, que puede llegar hasta el 20% en algunos años” añadió.

Autoría exclusiva en bloomberg.com