Arroz genéticamente modificado podría ser utilizado para una vacuna comestible contra el cólera

Arroz genéticamente modificado podría ser utilizado para una vacuna comestible contra el cólera
Arroz genéticamente modificado podría ser utilizado para una vacuna comestible contra el cólera

Después de no causar efectos secundarios en su primera fase de estudio. Este arroz genéticamente modificado sería la primera vacuna comestible contra el cólera que no necesitaría refrigeración.

Investigadores japoneses están desarrollando un nuevo tipo de vacuna comestible contra el cólera que no necesita refrigeración usando la ingeniería genética en plantas. Se trata de un arroz modificado genéticamente que tiene la subunidad B de cólera o cholera toxin subunit B (CTB).

Este compuesto es utilizado usualmente para la vacuna común del cólera. Ya que no tiene componentes tóxicos para el ser humano y ofrece inmunidad contra los síntomas de la enfermedad.

La nueva vacuna contra el cólera crece en plantas japonesas de arroz de grano corto genéticamente modificado las cuales producen una porción no tóxica de CTB que puede ser reconocida por el sistema inmunológico.

Además, la vacuna MucoRice-CTB no necesita refrigeración, cuando las plantas están maduras, el arroz se cosecha y se muele hasta obtener un polvo fino, luego se sella en paquetes de aluminio para su almacenamiento. Cuando las personas están listas para ser vacunadas, el polvo se mezcla con aproximadamente 90 mililitros de líquido y luego se bebe.

“Los cuerpos proteicos del arroz se comportan como una cápsula natural para llevar el antígeno al sistema inmunológico intestinal”, explica Hiroshi Kiyono, investigador que trabaja en el proyecto.

¿Cómo fue el estudio?

Para el primer ensayo de esta nueva vacuna se reclutaron, en Tokio entre el 2015 y 2016, a cuatro grupos de 10 de voluntarios japoneses sanos entre 20 y 40 años de edad. Cada grupo, aparte del control con placebo, recibieron cuatro dosis de MucoRice-CTB  durante ocho semanas.

“Soy muy optimista sobre el futuro de nuestra vacuna MucoRice-CTB, especialmente debido a los resultados del aumento de la dosis. Los participantes respondieron a la vacuna en las dosis baja, media y alta, con la mayor respuesta inmune a la dosis más alta”. Dijo el profesor Hiroshi Kiyono, DDS, Ph.D., del Instituto de Ciencias Médicas de la Universidad de Tokio, quien lidera el proyecto MucoRice.

Los voluntarios que respondieron a la vacuna, después de dos a cuatro meses en recibir la última dosis, tenían anticuerpos IgA e IgG, dos tipos de proteínas que el sistema inmunológico produce para combatir infecciones, específicamente de la toxina B del cólera (CTB).

Un avance para el arroz editado

El estudio, publicado en The Lancet Microbe, también agregó que la vacuna no causó efectos secundarios significativos y los voluntarios mostraron respuestas inmutarías dependientes de la dosis. Y un tercio de la cohorte desarrollaron inmunidad mínima. Kiyono dice que estas respuestas se dieron por la composición de cada microbiana intestinal la cual podría estar desempeñando un papel en la eficacia de la vacuna.

“Cuando vimos esos datos sobre los 11 bajos, pensamos que tal vez la microflora intestinal tiene una influencia en el resultado de la respuesta inmune”. Dice Kiyono.

Actualmente se planea otro ensayo de fase 1 similar para evaluar la seguridad y la eficacia en otras etnias. Dejando en claro que se debe estudiar la influencia de la flora intestinal en la eficacia de las vacunas. Ya que “las diferencias de microbios podrían ser significativas en regiones de bajos ingresos donde el cólera es más común”, afirma la prensa New Atllas.

Si bien ya existen otras vacunas orales contra la cólera. Esta sería la primera que no necesita refrigeración. Lo que la hace una vacuna de fácil almacenamiento que ayudaría a mitigar la enfermedad del cólera la cual afecta entre 1 a 4 millones de personas cada año.

Más información:

https://www.thelancet.com/journals/lanmic/article/PIIS2666-5247(20)30196-8/fulltext

https://www.eurekalert.org/pub_releases/2021-06/uot-ecv062221.php

 

Añadir Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Share via
Copy link